La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

 

 Es fácil pensar que no es necesario un Investigador Privado en casos legales, idea muy distante de la realidad. 

 

Un Abogado:

Siendo un profesional en leyes es además el presentador del caso ante  un Juez o la institución mediadora, es quien sabe exactamente como y que servirá en un caso, solo que no todos indagan más a fondo en a obtención de pruebas, tema que puede influir en los resultados.

 

En cuanto al  Investigador Privado:

La importancia en la recopilación de pruebas es evidente.  El Investigador Privado se encarga del trabajo complejo, de las pruebas que no es posible obtener a corto plazo sin una estrategia y muchas veces en casos de mediación u hostigamiento el simple hecho de la recopilación de pruebas o datos es suficiente para presionar al causante y no llegar a un caso judicial.

Por supuesto que no es excluyentes el uno del otro sino en ocasiones son complementarios.

 

Existe el mito caricaturesco del cine acerca del investigador vigilante de infieles, muy distinto a la realidad.

Si alguien es vigilado por un investigador nunca se enterara, no será evidente.

 

Actualmente la investigación privada es considerada en bufetes de abogados al momento de iniciar una demanda, ya que por  ej. el no saber una dirección o el nombre del demandado  siempre será impedimento para todo el proceso judicial.

 

Antes que todo tengamos presente que no siempre se pueden presentar una Investigación Privada tan abiertamente ante un Juez, recuerde que si está mal hecho el procedimiento pueden ser desestimados todos los antecedentes y en estas circunstancias como presentemos el caso es concluyente. Para esto los Investigadores AgeSip tenemos una estrategia diferente en nuestro país.

 

CASOS LEGALES DE UN DETECTIVE

Vamos a referirnos a los usos y funciones generales de los detectives privados, esos que, con un poco de imaginación, pueden adaptarse a cientos de circunstancias y que no todas están exploradas. 

TESTIGO OBJETIVO

La más principal y básica de nuestras funciones es ser testigo de hechos y trasladar nuestro testimonio con objetividad, exactitud y profesionalismo en un juzgado.

Objetividad, exactitud y profesionalidad resultan en nuestra profesión sinónimos. Un buen detective debe ser objetivo, exacto y profesional en el sentido de saber expresar lo vivido cuando se le pregunte.

El testimonio de un detective será siempre más eficaz que el de un testigo común por varias razones, las principales son:

OBSERVACIÓN ACTIVA

Que el detective al observar lo hace de manera activa, sabiendo qué observa y en qué debe centrar su atención, mientras que el “testigo que pasaba por ahí” puede haber estado delante mismo de los hechos y no haberse fijado más que en lo anecdótico.

PROFESIONALIDAD AL TESTIFICAR

No siempre es fácil salir bien parado de un interrogatorio profesional, la gente que no está acostumbrada a declarar ante un juez se pone nerviosa e incluso a veces, por “hacer de más”, exagera partes de su testimonio -incluso a nivel inconsciente- y pierden en segundos su credibilidad.

TESTIGO CUALIFICADO

En determinados casos que nos son comunes, nuestro testimonio como detectives es además cualificado. Hay temas, por ejemplo: las quiebras fingidas, los descuadres de caja, etc.

No solo nuestra observación es activa, sabemos en qué fijarnos y cuándo algo es relevante o irrelevante.

APORTACIÓN DE PRUEBAS E INDICIOS

Pero es que normalmente no solo hemos visto los hechos, también los hemos grabado y aportamos esta grabación o fotografías al Juzgado por lo que el Juez podrá verlo por sí mismo.

Con este pack -testigo presencial directo y prueba vídeo gráfica, pocas opciones tendrá la parte contraria de negar la existencia de unos hechos.

Si probar la existencia de unos hechos es un tema clave en el juicio, el Investigador Privado puede ser determinante.

 

EL DETECTIVE EN EL ÁMBITO LABORAL

Probablemente sea el ámbito en el que nuestras actuaciones son más populares. La protección del trabajador en muchos países hace inviable un despido procedente si los hechos no están debidamente acreditados y son de la relevancia adecuada.

LAS BAJAS FINGIDAS o licencias MÉDICAS

Una par de veces al año, salen casos de este estilo en los que hemos sido determinantes y por eso nuestro trabajo es bastante conocido.

Pocas veces se habrá conseguido un despido procedente en caso de una manifiesta baja fingida sin la intervención de un detective.

SEGUIMIENTOS COMERCIALES

A veces en un café se hacen contactos comerciales de innegable valor, en los mismos sitios y durante horas. Este tipo de investigaciones no son tan conocidas a nivel público pero son de las más demandadas y que mejores resultados obtienen.

En general, las peores previsiones del cliente se confirman.

DESCUADRES DE CAJA

Tanto en comercios como en hostelería y restaurantes es bastante común que, de repente, hay descuadres o descensos de caja inexplicables. Es una labor bastante común del detective averiguar a qué se deben estos hechos.

A veces son bajones de clientela o despistes de un trabajador y en otra obra la mala fe, tanto con invitaciones exageradas como con “desvíos” entre la mano del cliente y la caja registradora.

Con un informe de investigación bien realizado, es más que probable conseguir un despido procedente.

 

EL DETECTIVE EN EL ÁMBITO PENAL

Los detectives tenemos delimitadas nuestras funciones a los delitos perseguibles pero eso no implica que se deban descartar nuestras actuaciones en el resto del ámbito penal.

Hay veces que hasta que no se ha iniciado la investigación no sabes si detrás habrá un hecho penal. En caso de haberlo se entregan todas las pruebas a la autoridad pertinente.

 

LOCALIZACIÓN DE PERSONAS

Algo muy común en una primera fase, antes de denunciar a alguien, es localizarla. Por ejemplo para hacerle llegar un requerimiento de pago o una citación.

Localizar a alguien “normal” es muy sencillo, localizar a alguien que no quiere ser localizado es muy diferente.

Al tener limitado nuestro acceso a solamente bases de datos y a los datos que nos facilite el propio cliente.  Gran parte del resultado de la investigación dependerá de la pericia y la experiencia del detective.

 En Chile y en el resto del mundo, es  fácil no tener nada a tu nombre y por tanto no aparecer en ningún registro. Luchar contra eso requiere mucha experiencia, pericia y, desde luego, un presupuesto suficiente.

 

EL DETECTIVE EN LOS DIVORCIOS CONTENCIOSOS

Hemos hablado mucho sobre estos temas porque son de los más solicitados.

Los dos principales servicios en casos de divorcios son:

ACREDITAR INCUMPLIMIENTOS O FALSEDADES

En el sentido de demostrar que una ex pareja convive con otra persona, que se incumple un régimen de visitas sin que medie una justificación, que unos horarios laborales no son los que se afirma o que el menor se encuentra desatendido.

DEMOSTRAR INGRESOS NEGADOS

El título lo dice todo, demostrar que uno de los padres tiene más ingresos de los que afirma tener, bien sea porque se le observa trabajando en otras actividades o porque lleva un nivel de vida considerablemente superior al que se supone que podría llevar con sus ingresos declarados.

 

Por todo lo anterior, antes de contratar un abogado, coméntenos su caso, tal vez se resuelva de una forma más simple.